Explorando Teotihuacán

  • 03 February 2017 06:27:00
  • Comment : 0
  • Views: 8885
  • 0
 

El visitante que quiera apreciar la grandeza de este yacimiento deberá prepararse para efectuar largas caminatas sobre terreno desnivelado y subir empinadas escaleras a una altitud de 2300 m bajo un inclemente sol tropical. Se hace imprescindible llevar calzado cómodo, sombrero, protector solar y alguna prenda impermeable.


Las excavaciones de Teotihuacán

Las culturas del Altiplano Central han aportado el testimonio más completo de la historia prehispánica de México. Los mexicanos fueron los últimos que dominaron la región la primera gran ciudad fue la teotihuacana que apareció unos doscientos años antes de la era cristiana. Aunque Teotihuacán era una ciudad fantasma cuando llegaron los aztecas hacia 1300 d.C., su grandiosidad era tal que la llamaron “lugar de los dioses”, y creyeron que el Sol y la Luna habían sido creados en ella.
La Teotihuacán clásica era un importante centro ceremonial, además de ser la primera sociedad urbana planificada de Mesoamérica; su influencia, tanto religiosa como artística y arquitectónica, llegó hasta lugares tan meridionales como Guatemala.
 
Teotihuacán era un importante centro comercial que dominaba grandes yacimientos de obsidiana, utilizaba en toda Mesoamérica para fabricar herramientas y armas. El comercio de este mineral en bruto y la creencia de que la ciudad era sagrada contribuyeron a que adquiriese un gran poder en influencia. También propició el auge del arte sacro de Teotihuacán:

·         máscaras de tamaño natural hechas en serpentina o jade por los habilidosos lapidarios procedentes de Guerrero;

·         complicados quemadores de incienso;

·         vasijas cilíndricas en trípode labradas o decoradas con estuco en las que se representaban intrincados motivos mitológicos;

·         la llamada cerámica naranja delgada y complejas estatuillas, algunas de ellas con brazos y piernas móviles.

Durante más de 1000 años después de su declive, las ruinas de Teotihuacán permanecieron ocultas bajo un espeso manto de tierra y vegetación. Pese a la veneración que le profesaban los aztecas, el lugar pasó inadvertido a Cortés y los suyos en su retirada de Teotihuacán en 1520. Las estructuras visibles hoy – apenas una décima de excavaciones comenzadas en 1864 y aún no concluidas. Las reconstrucciones de principios del siglo XX destruyeron parcialmente o deformaron algunos edificios; pero los trabajos llevados a cabo desde entonces, más rigurosos, han sacado a la luz el templo de Quetzalcóatl, 40 años después. En 1971 se descubrieron las cavernas muy antiguas en México y las cámaras situadas bajo la pirámide el Sol, y en 1988 los arqueólogos hallaron restos humanos y ofrendas en la pirámide de la Luna.

cavernas en mexico
 
 
 
 
Powered by SEO CMS PRO ver.: 15.2 (Professional) (opencartadmin.com)
 
Leave a reply ↓
 
Yet, no one has left a comment to the entry.
 
Leave a reply ↓
 
Yet, no one has left a comment to the entry.